viernes, 23 de marzo de 2018

CUESTIONARIO PELICULA AGORA 1. ¿Qué imagen muestra la película de la filosofía y de la religión? ¿Estás de acuerdo con esas imágenes? Justifica tu respuesta. 2. ¿Por qué los parabolanos consideran peligrosa la Biblioteca de Alejandría? 3. ¿Por qué se desata la violencia religiosa en Alejandría en el siglo IV? ¿Cómo se manifiesta la violencia en la película? 4. En el trágico final de la vida de Hipatía, ¿qué importancia tiene el hecho de que fuese mujer? 5. La película se inicia con el liderazgo de los neoplatónicos y su conocimiento de que la Tierra es redonda y finaliza con el protagonismo de los parabolanos y cuestionando su redondez. Reflexiona sobre la relación entre el fanatismo religioso y conocimiento científico. 6. Diferencia entre religiosidad y fanatismo religioso. ¿Es la religión incompatible con la ciencia? ¿Hay científicos creyentes? ¿La película se puede considerar un alegato contra el cristianismo o contra las religiones en general? 7. Define AGORA. ¿Qué era? ¿Cuál era su función? 8. ¿Cuál era la labor de los parabolanos? 9. Describe cuál era la principal inquietud y obsesión de Hipatia. 10. ¿Porque los cristianos deciden asesinar a Hipatia? 11. ¿Qué amenaza representaba Hipatia? 12. Trata de explicar el cambio de actitud del siervo de Hipatia ¿Qué motivos justifican su transformación?

jueves, 1 de marzo de 2018

La idiotización de la sociedad como estrategia de dominación

La idiotización de la sociedad como estrategia de dominación

Publicado por
La gente está imbuida hasta tal extremo en el sistema establecido, que es incapaz de concebir alternativas a los criterios impuestos por el poder.

Para conseguirlo, el poder se vale del entretenimiento vacío, con el objetivo de abotagar nuestra sensibilidad social, y acostumbrarnos a ver la vulgaridad y la estupidez como las cosas más normales del mundo, incapacitándonos para poder alcanzar una conciencia crítica de la realidad.
En el entretenimiento vacío, el comportamiento zafio e irrespetuoso se considera valor positivo, como vemos constantemente en la televisión, en los programas basura llamados “del corazón”, y en las tertulias espectáculo en las que el griterío y la falta de respeto es la norma, siendo el fútbol espectáculo la forma más completa y eficaz que tiene el sistema establecido para aborregar a la sociedad.
En esta subcultura del entretenimiento vacío, lo que se promueve es un sistema basado en los valores del individualismo posesivo, en el que la solidaridad y el apoyo mutuo se consideran como algo ingenuo. En el entretenimiento vacío todo está pensado para que el individuo soporte estoicamente el sistema establecido sin rechistar. La historia no existe, el futuro no existe; sólo el presente y la satisfacción inmediata que procura el entretenimiento vacío. Por eso no es extraño que proliferen los libros de autoayuda, auténtica bazofia psicológica, o misticismo a lo Coelho, o infinitas variantes del clásico “cómo hacerse millonario sin esfuerzo”.
En última instancia, de lo que se trata en el entretenimiento vacío es de convencernos de que nada puede hacerse: de que el mundo es tal como es y es imposible cambiarlo, y que el capitalismo y el poder opresor del Estado son tan naturales y necesarios como la propia fuerza de gravedad. Por eso es corriente escuchar: “es algo muy triste, es cierto, pero siempre ha habido pobres oprimidos y ricos opresores y siempre los habrá. No hay nada que pueda hacerse”.
El entretenimiento vacío ha conseguido la proeza extraordinaria de hacer que los valores del capitalismo sean también los valores de los que se ven esclavizados por él. Esto no es algo reciente, La Boétie, en aquel lejano siglo XVI, lo vió claramente, expresando su estupor en su pequeño tratado Sobre la servidumbre voluntaria, en el que constata que la mayor parte de los tiranos perdura únicamente debido a la aquiescencia de los propios tiranizados.
El sistema establecido es muy sutil, con sus estupideces forja nuestras estructuras mentales, Y para ello se vale del púlpito que todos tenemos en nuestras casas: la televisión. En ella no hay nada que sea inocente, en cada programa, en cada película, en cada noticia, siempre rezuma los valores del sistema establecido, y sin darnos cuenta, creyendo que la verdadera vida es así, nos introducen sus valores en nuestras mentes.
El entretenimiento vacío existe para ocultar la evidente relación entre el sistema económico capitalista y las catástrofes que asolan el mundo. Por esto es necesario que exista el espectáculo vacuo: para que mientras el individuo se autodegrada revolcándose en la basura que le suministra el poder por la televisión, no vea lo obvio, no proteste y continúe permitiendo que los ricos y poderosos aumenten su poder y riqueza, mientras las oprimidos del mundo siguen padeciendo y muriendo en medio de existencias miserables.
Si seguimos permitiendo que el entretenimiento vacío continúe modelando nuestras conciencias, y por lo tanto el mundo a su antojo, terminará destruyéndonos. Porque su objetivo no es otro que el de crear una sociedad de hombres y mujeres que abandonen los ideales y aspiraciones que les hacen rebeldes, para conformarse con la satisfacción de unas necesidades inducidas por los intereses de las élites dominantes. Así los seres humanos quedan despojados de toda personalidad, convertidos en animales vegetativos, siendo desactivada por completo la vieja idea de luchar contra la opresión, atomizados en un enjambre de egoístas desenfrenados, quedando las personas solas y desvinculadas entre ellas más que nunca, absortas en la exaltación de sí mismas.
Así, de esta manera, a los individuos ya no les queda más energía, para cambiar las estructuras opresoras (que además no son percibidas como tales), ya no les queda fuerza ni cohesión social para luchar por un mundo nuevo.
No obstante, si queremos revertir tal situación de enajenamiento a que estamos sometidos, solo queda como siempre la lucha, solo nos queda contraponer otros valores diametralmente opuestos a los del espectáculo vacuo, para que surja una nueva sociedad. Una sociedad en que la vida dominada por el absurdo del entretenimiento vacío sea tan solo un recuerdo de los tiempos estúpidos en que los seres humanos permitieron que sus vidas fueran manipuladas de manera tan obscena.
AUTOR: FERNANDO NAVARRO
FUENTE: LA HAINE

viernes, 29 de septiembre de 2017

CUESTIONARIO SOBRE LA VIDA DE LOS OTROS



CUESTIONARIO SOBRE LA VIDA DE LOS OTROS

    1) Wiesler trabaja para la seguridad de un estado comunista (la RDA: República Democrática Alemana), que afirma “liberar” a los ciudadanos de toda “diferencia de clases sociales” a través de la eliminación de la propiedad privada, lo que los hace “iguales”-“nadie tiene más que nadie”-, y la instauración de una “dictadura del proletariado”, es decir, de unos representantes –el Partido Comunista- que gestionan el Estado y velan por la Felicidad y el Bien de los ciudadanos. El trabajo de Wiesler en la Stasi es pues esencial para mantener ese “bien común”: identificar a todos los posibles enemigos de Estado comunista. Según esto, en la primera escena de la película vemos un interrogatorio de 40 horas a alguien que Wiesler sabe que ha conspirado contra el Estado. ¿Cómo crees que justificaría Wiesler la necesidad de hacer esto? ¿Por qué diría que está haciendo lo correcto? ¿Qué piensas tú? (Piensa, por ejemplo, en el caso de alguien que sabemos que conoce dónde se encuentra un comando terrorista de ISIS. ¿Estaría justificado un interrogatorio parecido o dirías que es inhumano?)
     2) ¿Te has fijado en que Wiesler no mira a la cara al acusado? ¿Qué tipo de relación establece con él?
    3) ¿Qué tipo de relaciones personales tiene Wiesler?
    4) ¿Crees que los miembros del Partido Comunista que aparecen en la película  se preocupan por el bien de los ciudadanos? ¿Dirías que actúan todos del mismo modo o diferenciarías el comportamiento del Ministro Henz, el jefe de seguridad en la cultura –el amigo de Wiesler- y éste mismo?
    5) ¿Por qué crees que vigilaban a los artistas?
    6) ¿Cómo dirías que es la vida en este Estado? ¿Dirías que la gente es feliz? ¿Crees que Wiesler es feliz? ¿Y Dreyman y su mujer Crista María? Justifica tu respuesta.
    7) ¿Por qué crees que Jerska –el director de teatro proscrito por el régimen- está desesperado?
    8) Un amigo de Dreyman –Pau- le dice a éste en su fiesta de cumpleaños: “¿Quién ha hundido a Jerska? Individuos como ese –el director de teatro colaboracionista-, soplones, traidores y conformistas. Si no tomas partido, es que no eres humano!!”. ¿Qué entiende Pau aquí por ser humano?
    9) Jerska le regala a Dreyman la partitura de la “Sonata para los hombres buenos” poco antes de suicidarse. ¿Qué significado crees que tiene ese regalo? ¿Por qué crees que Jerska se suicida?
    10) ¿Piensas que Crista María era fiel a Dreyman a pesar de ir con el ministro de cultura? Cuando Dreyman se entera, ¿crees que se siente traicionado?
    11) Wiesler robó “el libro amarillo de Bertolt Brecht” –el que estaba leyendo Jerska en la fiesta- de la casa de Dreyman para leerlo en su casa. ¿Por qué crees que lo hizo? ¿Por qué puede interesarle el libro de un poeta y dramaturgo como Brecht?
    12) Cuando Dreyman toca al piano la sonata, Wiesler se emociona oyéndola. Y, acontinuación, dice Dreyman: “siempre recuerdo las palabras de Lenin sobre la  Passionata –de Beethoven-: si sigo escuchándola no acabaré la revolución. ¿Puede un hombre escuchar de verdad esta música y ser una mala persona?”. Comenta la frase de Dreyman. ¿Crees que Wiesler está cambiando?, ¿en qué? y ¿por qué?

lunes, 25 de septiembre de 2017

LA VIDA DE LOS OTROS


Presentación

La vida de los otros (Das Leben der Anderen) es un película alemana ganadora del Óscar a la Mejor Película Extranjera en 2007, que supuso el debut como guionista y director de Florian Henckel von Donnersmarck. Asimismo fue galardonada con siete premios Deutscher Filmpreis (Premios del cine alemán) y fue candidata a los Globos de Oro en la Categoría de Película extranjera.
    La película transcurre en el Berlín Oriental, comunista, durante los últimos años de existencia de la RDA (República Democrática Alemana, bajo el dominio de la URSS) y muestra el control ejercido por la policía secreta (Stasi) sobre los círculos intelectuales. Fue estrenada en Alemania el 23 de marzo de 2006, y en España el 16 de febrero de 2007.

Argumento.- Gerd Wiesler (Ulrich Mühe) es un capitán de la policía política de la RDA, la Stasi. 100.000 agentes y 300.000 informantes vigilan cada día la vida de sus compatriotas. En 1984 el super­intendente Anton Grubitz (Ulrich Tukur) le encarga a Wiesler que espíe al escritor Georg Dreyman (Sebastian Koch) y a la popular actriz Christa-Maria Sieland (Martina Gedeck). Su vida va a cambiar a partir de entonces.
    El capitán Gerd Wiesler es un oficial extremadamente competente de la Stasi, la todopoderosa policía secreta del régimen comunista de la antigua República Democrática Alemana, pero conforme va pasando el tiempo, la soledad de su trabajo (largas horas solo en el piso superior al que habita la pareja a la que vigila, en especial al escritor, a quien por su trabajo de libre pensador el Estado lo considera una seria amenaza) comenzarán a afectarle de un modo que no podría predecir. De esa forma comienza a fijarse en la amante esposa, que en verdad mantiene una relación extraconyugal (no del todo consentida) con un ministro del partido, para asegurar así que su marido no sea ejecutado al igual que otros escritores. Wiesler, en un principio dispuesto a encontrar la más mínima pista que delate sus intenciones de derrocar al gobierno o huir de país, se percata a lo largo de la misión de la corrupción y el despotismo del régimen en el que vive y que alcanza incluso a sus propios amigos y superiores, y viendo mermada la fe en su propio gobierno, decide jugar a dos bandos siguiendo con la misión pero proporcionando datos falsos al estado.
    Por su parte, el escritor trama efectivamente planes junto a sus amigos, que se precipitan cuando el ministro, ante la negativa de Christa de continuar con su relación, ordena un registro en busca de pruebas. Wiesler, enterado a última hora, consigue ocultarlas de la casa del escritor sin que ni ella ni Georg se enteren, pero esto provoca un ataque de pánico de ella, quien pensando que en efecto los van a detener y llevan a una prisión para torturarlos, sale huyendo, siendo atropellada por un coche. Sólo entonces Wiesler (quien en fugaces ocasiones había hablado con ella, sin revelar jamás ni su identidad ni su pasión por ella) le confiesa la verdad sobre las pruebas ocultadas justo antes de morir. Grubitz, sabedor de la traición de su mejor agente y amigo, lo condena al departamento de correo, donde abre la correspondencia de la gente en busca de pruebas de traición o intento de huida (una prueba más del régimen comunista y su despótica forma de vigilancia) hasta que años después, tras la caída del Muro de Berlín, Weisler deja el cargo y se convierte en un simple cartero.
    Georg, en un Berlín post-Guerra Fría, se encuentra con Grubitz tras ver una obra de teatro, descubriendo que él no era diferente y que estaba bajo vigilancia al igual que todos los demás. Esto le lleva a indagar en los archivos estatales y a conocer la identidad de su vigilante, aunque solo por su número de referencia. Con los datos recopilados escribe un libro dedicado a su ángel custodio que, tras su publicación, éste encuentra en una librería cualquiera. Decidido a comprarlo, entra para llevarse un ejemplar. El librero, mientras lo factura, le pregunta a él si lo envuelve para regalo y Weisler, en un doble juego de palabras, contesta escuetamente: "Es para mí".

Presentación

La vida de los otros (Das Leben der Anderen) es un película alemana ganadora del Óscar a la Mejor Película Extranjera en 2007, que supuso el debut como guionista y director de Florian Henckel von Donnersmarck. Asimismo fue galardonada con siete premios Deutscher Filmpreis (Premios del cine alemán) y fue candidata a los Globos de Oro en la Categoría de Película extranjera.
    La película transcurre en el Berlín Oriental, comunista, durante los últimos años de existencia de la RDA (República Democrática Alemana, bajo el dominio de la URSS) y muestra el control ejercido por la policía secreta (Stasi) sobre los círculos intelectuales. Fue estrenada en Alemania el 23 de marzo de 2006, y en España el 16 de febrero de 2007.
 
Argumento.- Gerd Wiesler (Ulrich Mühe) es un capitán de la policía política de la RDA, la Stasi. 100.000 agentes y 300.000 informantes vigilan cada día la vida de sus compatriotas. En 1984 el super­intendente Anton Grubitz (Ulrich Tukur) le encarga a Wiesler que espíe al escritor Georg Dreyman (Sebastian Koch) y a la popular actriz Christa-Maria Sieland (Martina Gedeck). Su vida va a cambiar a partir de entonces.
    El capitán Gerd Wiesler es un oficial extremadamente competente de la Stasi, la todopoderosa policía secreta del régimen comunista de la antigua República Democrática Alemana, pero conforme va pasando el tiempo, la soledad de su trabajo (largas horas solo en el piso superior al que habita la pareja a la que vigila, en especial al escritor, a quien por su trabajo de libre pensador el Estado lo considera una seria amenaza) comenzarán a afectarle de un modo que no podría predecir. De esa forma comienza a fijarse en la amante esposa, que en verdad mantiene una relación extraconyugal (no del todo consentida) con un ministro del partido, para asegurar así que su marido no sea ejecutado al igual que otros escritores. Wiesler, en un principio dispuesto a encontrar la más mínima pista que delate sus intenciones de derrocar al gobierno o huir de país, se percata a lo largo de la misión de la corrupción y el despotismo del régimen en el que vive y que alcanza incluso a sus propios amigos y superiores, y viendo mermada la fe en su propio gobierno, decide jugar a dos bandos siguiendo con la misión pero proporcionando datos falsos al estado.
    Por su parte, el escritor trama efectivamente planes junto a sus amigos, que se precipitan cuando el ministro, ante la negativa de Christa de continuar con su relación, ordena un registro en busca de pruebas. Wiesler, enterado a última hora, consigue ocultarlas de la casa del escritor sin que ni ella ni Georg se enteren, pero esto provoca un ataque de pánico de ella, quien pensando que en efecto los van a detener y llevan a una prisión para torturarlos, sale huyendo, siendo atropellada por un coche. Sólo entonces Wiesler (quien en fugaces ocasiones había hablado con ella, sin revelar jamás ni su identidad ni su pasión por ella) le confiesa la verdad sobre las pruebas ocultadas justo antes de morir. Grubitz, sabedor de la traición de su mejor agente y amigo, lo condena al departamento de correo, donde abre la correspondencia de la gente en busca de pruebas de traición o intento de huida (una prueba más del régimen comunista y su despótica forma de vigilancia) hasta que años después, tras la caída del Muro de Berlín, Weisler deja el cargo y se convierte en un simple cartero.
    Georg, en un Berlín post-Guerra Fría, se encuentra con Grubitz tras ver una obra de teatro, descubriendo que él no era diferente y que estaba bajo vigilancia al igual que todos los demás. Esto le lleva a indagar en los archivos estatales y a conocer la identidad de su vigilante, aunque solo por su número de referencia. Con los datos recopilados escribe un libro dedicado a su ángel custodio que, tras su publicación, éste encuentra en una librería cualquiera. Decidido a comprarlo, entra para llevarse un ejemplar. El librero, mientras lo factura, le pregunta a él si lo envuelve para regalo y Weisler, en un doble juego de palabras, contesta escuetamente: "Es para mí".


Leer más: http://filosofaralos16.webnode.es/el-sentido-de-la-vida/la-vida-de-los-otros-guion-de-la-pelicula/

Presentación

La vida de los otros (Das Leben der Anderen) es un película alemana ganadora del Óscar a la Mejor Película Extranjera en 2007, que supuso el debut como guionista y director de Florian Henckel von Donnersmarck. Asimismo fue galardonada con siete premios Deutscher Filmpreis (Premios del cine alemán) y fue candidata a los Globos de Oro en la Categoría de Película extranjera.
    La película transcurre en el Berlín Oriental, comunista, durante los últimos años de existencia de la RDA (República Democrática Alemana, bajo el dominio de la URSS) y muestra el control ejercido por la policía secreta (Stasi) sobre los círculos intelectuales. Fue estrenada en Alemania el 23 de marzo de 2006, y en España el 16 de febrero de 2007.
 
Argumento.- Gerd Wiesler (Ulrich Mühe) es un capitán de la policía política de la RDA, la Stasi. 100.000 agentes y 300.000 informantes vigilan cada día la vida de sus compatriotas. En 1984 el super­intendente Anton Grubitz (Ulrich Tukur) le encarga a Wiesler que espíe al escritor Georg Dreyman (Sebastian Koch) y a la popular actriz Christa-Maria Sieland (Martina Gedeck). Su vida va a cambiar a partir de entonces.
    El capitán Gerd Wiesler es un oficial extremadamente competente de la Stasi, la todopoderosa policía secreta del régimen comunista de la antigua República Democrática Alemana, pero conforme va pasando el tiempo, la soledad de su trabajo (largas horas solo en el piso superior al que habita la pareja a la que vigila, en especial al escritor, a quien por su trabajo de libre pensador el Estado lo considera una seria amenaza) comenzarán a afectarle de un modo que no podría predecir. De esa forma comienza a fijarse en la amante esposa, que en verdad mantiene una relación extraconyugal (no del todo consentida) con un ministro del partido, para asegurar así que su marido no sea ejecutado al igual que otros escritores. Wiesler, en un principio dispuesto a encontrar la más mínima pista que delate sus intenciones de derrocar al gobierno o huir de país, se percata a lo largo de la misión de la corrupción y el despotismo del régimen en el que vive y que alcanza incluso a sus propios amigos y superiores, y viendo mermada la fe en su propio gobierno, decide jugar a dos bandos siguiendo con la misión pero proporcionando datos falsos al estado.
    Por su parte, el escritor trama efectivamente planes junto a sus amigos, que se precipitan cuando el ministro, ante la negativa de Christa de continuar con su relación, ordena un registro en busca de pruebas. Wiesler, enterado a última hora, consigue ocultarlas de la casa del escritor sin que ni ella ni Georg se enteren, pero esto provoca un ataque de pánico de ella, quien pensando que en efecto los van a detener y llevan a una prisión para torturarlos, sale huyendo, siendo atropellada por un coche. Sólo entonces Wiesler (quien en fugaces ocasiones había hablado con ella, sin revelar jamás ni su identidad ni su pasión por ella) le confiesa la verdad sobre las pruebas ocultadas justo antes de morir. Grubitz, sabedor de la traición de su mejor agente y amigo, lo condena al departamento de correo, donde abre la correspondencia de la gente en busca de pruebas de traición o intento de huida (una prueba más del régimen comunista y su despótica forma de vigilancia) hasta que años después, tras la caída del Muro de Berlín, Weisler deja el cargo y se convierte en un simple cartero.
    Georg, en un Berlín post-Guerra Fría, se encuentra con Grubitz tras ver una obra de teatro, descubriendo que él no era diferente y que estaba bajo vigilancia al igual que todos los demás. Esto le lleva a indagar en los archivos estatales y a conocer la identidad de su vigilante, aunque solo por su número de referencia. Con los datos recopilados escribe un libro dedicado a su ángel custodio que, tras su publicación, éste encuentra en una librería cualquiera. Decidido a comprarlo, entra para llevarse un ejemplar. El librero, mientras lo factura, le pregunta a él si lo envuelve para regalo y Weisler, en un doble juego de palabras, contesta escuetamente: "Es para mí".


Leer más: http://filosofaralos16.webnode.es/el-sentido-de-la-vida/la-vida-de-los-otros-guion-de-la-pelicula/

Presentación

La vida de los otros (Das Leben der Anderen) es un película alemana ganadora del Óscar a la Mejor Película Extranjera en 2007, que supuso el debut como guionista y director de Florian Henckel von Donnersmarck. Asimismo fue galardonada con siete premios Deutscher Filmpreis (Premios del cine alemán) y fue candidata a los Globos de Oro en la Categoría de Película extranjera.
    La película transcurre en el Berlín Oriental, comunista, durante los últimos años de existencia de la RDA (República Democrática Alemana, bajo el dominio de la URSS) y muestra el control ejercido por la policía secreta (Stasi) sobre los círculos intelectuales. Fue estrenada en Alemania el 23 de marzo de 2006, y en España el 16 de febrero de 2007.
 
Argumento.- Gerd Wiesler (Ulrich Mühe) es un capitán de la policía política de la RDA, la Stasi. 100.000 agentes y 300.000 informantes vigilan cada día la vida de sus compatriotas. En 1984 el super­intendente Anton Grubitz (Ulrich Tukur) le encarga a Wiesler que espíe al escritor Georg Dreyman (Sebastian Koch) y a la popular actriz Christa-Maria Sieland (Martina Gedeck). Su vida va a cambiar a partir de entonces.
    El capitán Gerd Wiesler es un oficial extremadamente competente de la Stasi, la todopoderosa policía secreta del régimen comunista de la antigua República Democrática Alemana, pero conforme va pasando el tiempo, la soledad de su trabajo (largas horas solo en el piso superior al que habita la pareja a la que vigila, en especial al escritor, a quien por su trabajo de libre pensador el Estado lo considera una seria amenaza) comenzarán a afectarle de un modo que no podría predecir. De esa forma comienza a fijarse en la amante esposa, que en verdad mantiene una relación extraconyugal (no del todo consentida) con un ministro del partido, para asegurar así que su marido no sea ejecutado al igual que otros escritores. Wiesler, en un principio dispuesto a encontrar la más mínima pista que delate sus intenciones de derrocar al gobierno o huir de país, se percata a lo largo de la misión de la corrupción y el despotismo del régimen en el que vive y que alcanza incluso a sus propios amigos y superiores, y viendo mermada la fe en su propio gobierno, decide jugar a dos bandos siguiendo con la misión pero proporcionando datos falsos al estado.
    Por su parte, el escritor trama efectivamente planes junto a sus amigos, que se precipitan cuando el ministro, ante la negativa de Christa de continuar con su relación, ordena un registro en busca de pruebas. Wiesler, enterado a última hora, consigue ocultarlas de la casa del escritor sin que ni ella ni Georg se enteren, pero esto provoca un ataque de pánico de ella, quien pensando que en efecto los van a detener y llevan a una prisión para torturarlos, sale huyendo, siendo atropellada por un coche. Sólo entonces Wiesler (quien en fugaces ocasiones había hablado con ella, sin revelar jamás ni su identidad ni su pasión por ella) le confiesa la verdad sobre las pruebas ocultadas justo antes de morir. Grubitz, sabedor de la traición de su mejor agente y amigo, lo condena al departamento de correo, donde abre la correspondencia de la gente en busca de pruebas de traición o intento de huida (una prueba más del régimen comunista y su despótica forma de vigilancia) hasta que años después, tras la caída del Muro de Berlín, Weisler deja el cargo y se convierte en un simple cartero.
    Georg, en un Berlín post-Guerra Fría, se encuentra con Grubitz tras ver una obra de teatro, descubriendo que él no era diferente y que estaba bajo vigilancia al igual que todos los demás. Esto le lleva a indagar en los archivos estatales y a conocer la identidad de su vigilante, aunque solo por su número de referencia. Con los datos recopilados escribe un libro dedicado a su ángel custodio que, tras su publicación, éste encuentra en una librería cualquiera. Decidido a comprarlo, entra para llevarse un ejemplar. El librero, mientras lo factura, le pregunta a él si lo envuelve para regalo y Weisler, en un doble juego de palabras, contesta escuetamente: "Es para mí".


Leer más: http://filosofaralos16.webnode.es/el-sentido-de-la-vida/la-vida-de-los-otros-guion-de-la-pelicula/